Saltar al contenido
ABC21 – Fundació Catalana Síndrome de Down

Aspecto personal

Aspecto personal

El aspecto personal hace referencia a la apariencia de la persona que pueden captar los demás a través de la imagen física que damos.

Actualmente, la apariencia física es una cuestión muy valorada en la sociedad debido a la existencia de unos cánones de belleza estereotipados que pueden dejar a un lado a una gran parte de la población, desencadenando conflictos internos y problemas importantes de autoestima.

El cuidado personal del niño con síndrome de Down tendrá una gran relevancia en su imagen corporal, favorecerá su aceptación y también la del entorno.

Es importante que despertéis en vuestro hijo el interés por mantener una imagen agradable.

Sobre todo en esta etapa que lo conducirá, a través de importantes cambios corporales, hasta el período de la pubertad.

Durante la etapa de los 7 a los 12 años se recomienda poner especial atención a los aspectos que detallamos a continuación:

  1. La indumentaria (el vestido y el calzado)

Aunque durante las primeras edades este no es un tema que condicione el proceso de socialización, su adquisición será fundamental por las posibilidades de autonomía que genera.

Al principio os aconsejamos que le facilitéis ropa fácil de poner y de quitar (pantalones con goma, camisetas en lugar de camisas con botones, zapatos con velcro, etc.) para que pueda vivir con éxito estas actividades.

A lo largo de esta etapa el niño con síndrome de Down irá progresado en sus habilidades motrices y en la comprensión de órdenes secuenciales. El niño ya puede ser capaz de desvestirse y ponerse y quitarse él solo los zapatos que no llevan cordones. Poco a poco, os animamos a ir introduciendo prendas más complicadas (con botones, cremalleras, zapatos con cordones, etc.) para que de modo progresivo pueda lograr una total autonomía al final de esta etapa. También será necesario que durante estos años vaya identificando la ropa apropiada para cada actividad, y ya hacia final de la etapa, que pueda darse cuenta de la manera de vestirse y de peinarse de sus compañeros de escuela.

Recomendamos también que eduquéis a vuestro hijo en la responsabilidad de cuidar y respetar la ropa, enseñándole a resolver situaciones imprevistas (rotura, descosido, ropa mojada, etc.) o a ser capaz de recorrer a un adulto para que le ayude.

  1. Peinarse

Los niños con síndrome de Down muestran mucho interés por la actividad de peinarse desde pequeños, y la introducen espontáneamente en sus juegos y en su actividad diaria. Por lo tanto, a partir de los 7 años su hijo/a puede peinarse solo. En el caso de que su hija tenga el pelo largo necesitará una supervisión y una ayuda, sobre todo cuando quiera hacerse algún tipo de recogido (trenzas, moño, etc.).

  1. El cuidado de las uñas

Esta es una actividad complicada ya que requiere mucha habilidad para utilizar las tijeras y existe el peligro de que se pueda pinchar o cortar. Durante esta etapa podéis empezar a acompañar las manos de vuestro hijo a la hora de cortarse las uñas para que vaya desarrollando esta habilidad. Sin embargo, será importante que le ayudéis a tomar conciencia tanto de la higiene de las uñas como de la necesidad de cortarlas.

Ir arriba