Saltar al contenido
ABC21 – Fundació Catalana Síndrome de Down

Conteniendo y poniendo límites en el día a día

Establecer unas rutinas y unos límites claros en vuestro día a día es importante para crear un entorno en el que el tu hijo o hija se sienta seguro

Establecer unas rutinas y unos límites claros en vuestro día a día es importante para crear un entorno en el que tu hijo o hija se sienta seguro.

Los límites ayudan al niño o a la niña a diferenciar lo que puede hacer y lo que no, así como lo que es bueno para él o no, a la vez que le dan seguridad y le ayudan a organizarse internamente.

Cuando pongáis los límites, tened presente que:

  • Es importante que éstos sean claros y firmes.
  • Deben adaptarse al momento evolutivo y a sus capacidades para evitar exigir demasiado o pedirle cosas que aún no puede hacer, ya que eso le genera frustración.
  • Hay que explicarle por qué no puede hacer algo y procurar ser flexible a la hora de ofrecerle alternativas. Un límite rígido hará que el niño se sienta más frustrado y poco comprendido. Si vuestro hijo o hija se pone a rayar la pared de la habitación, y eso para vosotros es un límite, le tenéis que decir que no lo puede hacer pero le podéis ofrecer una libreta para que lo haga allí.
  • Habrá situaciones en las que vuestro hijo o hija necesitará un límite más firme para poder salir de un momento emocional intenso y, por tanto, vuestra respuesta tendrá que ser más firme y rápida, dirigida a resolver la situación. Después, cuando esté más calmado será el momento para explicarle por qué hay un límite.
  • Es importante ser paciente y darle un tiempo de respuesta adaptado a sus capacidades. Si queréis que recoja todos los juguetes de la habitación debéis tener presente que no lo podrá hacer tan rápido como os gustaría. Dadle tiempo y ayudadle recogiendo juntos. Lo importante es que el niño entienda que hay que cuidar los juguetes y mantener un orden, no que lo haga a la perfección.
  • Es necesario que seáis constantes y rutinarios en las pautas y los hábitos hasta que la norma o el límite quede interiorizado.
  • Estáis ayudando a que vuestro hijo o hija crezca de manera segura y, así, favorecer su desarrollo emocional.
Ir arriba