Saltar al contenido
ABC21 – Fundació Catalana Síndrome de Down

Xerosis

Se entiende por xerosis la sequedad anormal de la piel que puede afectar también a las membranas mucosas de todo el cuerpo.

Características generales

En los pacientes con xerosis, la piel aparece seca, rugosa, descamativa y pueden producirse grietas superficiales. Está producida  por causas externas (el frío, el clima seco, el agua o el contacto con detergentes) o internas ( malnutrición,  insuficiencia renal o diversas patologías cutáneas) (ver Eccema). Sin embargo, la causa más frecuente de la piel seca o xerosis es el envejecimiento. La padecen en mayor o menor grado la mayoría de personas por encima de los 60 años.

Las áreas más afectadas son las piernas, aunque puede extenderse hacia los muslos y el tronco. Característicamente, respeta la cara, las palmas de las manos y las plantas de los pies.

La xerosis leve no produce sintomatología, pero en los casos más acentuados, los pacientes se quejan de picor y sensación de desazón en la piel. El rascado, la exposición a sustancias irritantes, jabones o perfumes empeoran esta situación.

Síndrome de Down

Los niños con síndrome de Down poseen frecuentemente una piel más fina y seca de lo normal. Con los años, esta característica se acentúa. Diversos estudios afirman que por encima de los 15 años, más del 70% de adolescentes con síndrome de Down presentan xerosis en grado leve o moderado.

Signos de alerta

Se trata de una piel muy seca, mate y sin brillo. El tacto es áspero, tenso y tirante, a veces rugoso, con tendencia a descamarse o pelarse.  En algunos casos, pueden observarse fisuras superficiales que asemejan el lecho de un río seco. Dicha piel presenta mala elasticidad y poca hidratación. El tono es claro con los poros muy cerrados, casi invisibles. Es muy sensible, se irrita fácilmente y tiene tendencia a enrojecerse.

Los pacientes, sobre todo en los casos más intensos, pueden referir picor, sensación de tirantez o desazón.

Orientaciones preventivo-terapéuticas

Para prevenir y tratar la xerosis debe prestarse una especial atención al cuidado de la piel. Es recomendable el uso de cremas hidratantes varias veces al día, con principios activos que actúen con los diferentes mecanismos de acción, ya sea normalizando la proliferación de la  epidermis y los procesos de queratinización para controlar los procesos descamativos. Deben utilizarse jabones neutros de glicerina o jabones de avena, evitando los perfumados y teniendo en cuenta que en cualquier caso el exceso de agua y jabón son perjudiciales para este tipo de piel. La temperatura del agua debe ser agradable pero no demasiado caliente. Tras el baño, se debe secar la piel con una toalla suave y en los minutos posteriores usar la crema hidratante.

El tomar agua en abundantes cantidades no se correlaciona directamente con la hidratación de la piel. Debemos recordar que durante el invierno la climatología es más adversa para estos tipos de piel, por lo tanto debe tenerse entonces un especial cuidado.

Ir arriba