Saltar al contenido
ABC21 – Fundació Catalana Síndrome de Down

Queratocono

El queratocono es un adelgazamiento no inflamatorio de la córnea, generalmente paracentral inferior, que, cuando progresa, provoca una deformidad cónica de la misma.

Características generales

Se produce por una degradación de las láminas del tejido de la capa más gruesa de la córnea. En la mayoría de los casos es bilateral, aunque casi siempre en uno de los ojos está mucho más avanzado que en el otro.

Síndrome de Down

Mientras que en la población general tan sólo se aprecia el queratocono (clínico o subclínico) en el 0,1 %, algunas series de pacientes con síndrome de Down hablan de una incidencia del 15 %, o incluso del 30 %. Parece que uno de los factores relacionados con la mayor incidencia de esta patología en los pacientes con síndrome de Down es el frecuente frotamiento de los ojos con las manos, debido a blefaritis, mala agudeza visual, tics.

Signos de alerta

En la mayoría de las ocasiones el queratocono no resulta apreciable a simple vista, por lo que suele pasar desapercibido. Cuando es perceptible se manifiesta por un astigmatismo, generalmente progresivo e irregular, o por una disminución de la agudeza visual corregida (con gafas o lentes de contacto). Al ser un trastorno progresivo se suele presentar a partir de la adolescencia.

En un pequeño número de casos se puede producir un acúmulo masivo de agua en la córnea, denominado hidrops corneal, que se manifiesta por una protrusión y un blanqueamiento de la córnea, especialmente en su porción inferior.

Orientaciones preventivo-terapéuticas

En las fases más iniciales de la enfermedad el tratamiento puede consistir simplemente en el uso de unas gafas adecuadas o, en casos más avanzados, de unas lentes de contacto (blandas o semirrígidas).

Cuando ya ninguna de esas dos opciones proporciona una visión adecuada se debe recurrir a tratamientos quirúrgicos tales como el implante de anillos de material acrílico en el interior de la córnea o, en última instancia, al trasplante de la misma. Los resultados obtenidos con los trasplantes de córnea en el queratocono son, generalmente, bastante notables, si bien se deberá valorar en cada caso la conveniencia o no de recurrir a este tratamiento (sobre todo si la visión con el otro ojo es buena), debido a las particularidades de cada paciente con síndrome de Down: dificultad en el tratamiento, necesidad de anestesia general tanto para la cirugía como para retirar la sutura, frecuencia de visitas postoperatorias.

Ir arriba