Saltar al contenido
ABC21 – Fundació Catalana Síndrome de Down

Parto

Parto en mujeres con Síndrome de Down

Las mujeres con síndrome de Down y que no presenten alteraciones ginecológicas que puedan interferir su fertilidad, tal como la población general, pueden quedar gestantes y desarrollar un embarazo que deberá ser controlado adecuadamente y con todos los medios comunes de control, con una salvedad, y es que tienen un riesgo mucho mayor de tener hijos con Síndrome de Down

Hasta la actualidad se indicaba que el riesgo de tener un hijo con síndrome de Down en un embarazo en el que su pareja no tuviera el mismo síndrome, estaría situada alrededor del 50%. Parece que los últimos datos disponibles apuntan en el sentido de que el riesgo es algo menor. En cualquier caso es muy superior al riesgo de una embarazada no Down.

Los hombres afectos de síndrome de Down son con frecuencia, infértiles, porque presentan habitualmente un bajo número de espermatozoides. Es decir, que las anomalías de su seminograma dificultan  sus posibilidades de fecundar.

Orientaciones preventivo-terapéuticas

En el parto deberá aplicarse los protocolos habituales de atención al embarazo y alumbramiento, siempre teniendo en cuenta, la incidencia de malformaciones o anomalías acompañantes en personas  con  síndrome de Down y que pueden condicionar su evolución.

Ir arriba