Saltar al contenido
ABC21 – Fundació Catalana Síndrome de Down

Luxaciones

La luxación se define como la dislocación o pérdida de contacto de las superficies articulares de los huesos que componen una articulación. Las luxaciones pueden aparecer de forma brusca y se conocen como “luxaciones agudas”, o pueden ser habituales y de largo tiempo de evolución y se conocen como “luxaciones crónicas”.

Características generales

Generalmente la luxación se produce tras un traumatismo y el principal síntoma que aparece es un dolor muy intenso. El dolor se acompaña de deformidad en la zona afectada e incapacidad para mover la articulación.

Síndrome de Down

Los pacientes con síndrome Down poseen una gran laxitud articular que predispone a la presentación de luxaciones. Las luxaciones más habituales son a nivel de rótulas y caderas. Las luxaciones pueden ser agudas o crónicas. En las personas con síndrome de Down y luxaciones habituales, sobre todo a nivel de rótulas, el dolor puede ser menos aparente.

Signos de alerta

Se sospechará  la posibilidad de luxaciones ante la presencia de resaltes y deformidades articulares, caídas frecuentes al caminar o presencia de dolores súbitos en extremidades.

Orientaciones preventivo-terapéuticas

En las personas con síndrome de Down, es importante que un médico especialista realice. en la infancia. una valoración del aparato locomotor,  así como el seguimiento de su desarrollo. La detección precoz de una tendencia a la luxación puede ser de vital importancia para el tratamiento en caso de existir alguna deformidad subyacente. Los controles médicos periódicos posteriores permitirán actuar a tiempo si fuera preciso.

Ir arriba