Saltar al contenido
ABC21 – Fundació Catalana Síndrome de Down

Hernias

Las hernias son desplazamientos de vísceras, parciales o totales, a través de una abertura natural o accidental de la pared de su receptáculo. Se denominan internas si hacen protrusión hacia una cavidad del organismo, y externas cuando abultan hacia el exterior. Pueden ser congénitas, ya presentes al nacimiento o adquiridas, provocadas por un esfuerzo o traumatismo posteriores al mismo.

Características generales

Interesan aquí las hernias externas de contenido intestinal, apreciables por una observación superficial. Se caracterizan por una tumefacción blanda, reductible a la presión, cuyo volumen aumenta con la posición erguida y la tos. Según su localización se distinguen:

Hernia inguinal. Se halla a nivel del canal inguinal, en una o las dos ingles. En los niños puede extenderse hasta el escroto (hernia inguino-escrotal). En las niñas puede contener un ovario, adoptando entonces una consistencia dura.

Hernia umbilical. Se produce por falta de cierre del orificio del ombligo. Suele aparecer en los primeros días de vida.

Hernia epigástrica. Normalmente de pequeño tamaño, se localiza entre el ombligo y el inicio del tórax, en la línea media. Puede no ser reductible y ser dolorosa.

Síndrome de Down

La hipotonía muscular e hiperlaxitud ligamentosa pueden favorecer la aparición de hernias en los niños con síndrome de Down, espontáneamente o por esfuerzos o traumatismos. Sin embargo sólo la hernia umbilical, presente en alrededor del 12% de lactantes con el síndrome, ha sido descrita con una frecuencia superior a la habitual.

Signos de alerta

Corresponden casi exclusivamente a los que pueden referirse a la estrangulación de una hernia. Es infrecuente en niños, afectando sobre todo a las hernias inguinales. La aparición de dolor a nivel local, náuseas, vómitos y abombamiento abdominal deben hacer sospechar esta complicación y la necesidad de una atención médica urgente.

Orientaciones preventivo-terapéuticas

Las hernias umbilicales del lactante se cierran espontáneamente en la gran mayoría de los casos, sin necesidad de tratamiento Si persisten hacia los 2 años deberán, en general, ser intervenidas quirúrgicamente. Los demás tipos de hernia requieren siempre cirugía.

Ir arriba