Saltar al contenido
ABC21 – Fundació Catalana Síndrome de Down

Ecografía

La ecografía es un procedimiento médico que, mediante la interpretación de los ecos reflejados tras la aplicación de un haz de ultrasonidos dirigido a una estructura de nuestro organismo, permite la creación, en tiempo real, de una imagen de su anatomía.

Características generales

Es una técnica diagnóstica, generalmente no invasiva, que se obtiene aplicando, desde fuera del organismo, en contacto con la piel y en dirección al órgano a estudiar, un dispositivo (denominado transductor) con capacidad para emitir ondas sonoras no audibles, de alta frecuencia (ultrasonidos) que atraviesan los tejidos humanos y que a la vez es capaz de captar los ecos reflejados en el órgano que se estudia. El examen mediante computadora de la señal de los ecos reflejados permite generar una imagen anatómica y en movimiento, en tiempo real, del órgano estudiado. En ocasiones, dependiendo del órgano a estudiar y con el fin de conseguir una mayor proximidad y mejor resolución de la imagen generada, el transductor se introduce dentro del organismo (recto, vagina o esófago: ecografia transrectal, transvaginal o transesofágica), convirtiéndose en una exploración diagnóstica mínimamente invasiva.

No se conocen efectos adversos de los ultrasonidos sobre los tejidos y tampoco se describen efectos teratogénicos (malformaciones) sobre los tejidos fetales, por lo que la ecografía se ha convertido en un procedimiento diagnóstico seguro, sin efectos secundarios, de fácil realización, que interpretado por profesionales expertos, aporta una gran ayuda diagnóstica. Tiene múltiples aplicaciones y principalmente se usa para el estudio del cerebro y estructuras vecinas (en el recién nacido), tiroides, corazón (ecocardiografía), mama, vísceras y estructuras  abdominales, próstata (ecografía transrectal), estudio del embrión, del feto y control de la gestación.

Los progresos tecnológicos han permitido complementar la ecografía con la técnica Doppler, así como hacer posible su codificación en color y la reconstrucción tridimensional. La ecocardiografia-Doppler se ha  constituido en una herramienta diagnóstica básica para muchas patologías, especialmente en patología cardiaca, convirtiéndose en una técnica indispensable para la evaluación diagnóstica y terapéutica de muchas cardiopatías y en especial en el campo de las cardiopatías congénitas

Síndrome de Down

Las indicaciones de la ecografía en el síndrome de Down son las mismas que en el resto de la población. Sin embargo, cabe destacar las siguientes utilidades:

  • En la ecografía fetal se puede sospechar la existencia del síndrome de Down.
  • Por ecocardiografía fetal se pueden detectar las malformaciones cardíacas que frecuentemente padecen.
  • La ecocardiografia Doppler es una exploración que debería ser pautada en todo recién nacido con síndrome de Down, a fin de descartar la frecuente existencia de una cardiopatía congénita.

En las personas con síndrome de Down que padecen una cardiopatía congénita, la ecocardiografia Doppler se convierte en una herramienta muy valiosa para su seguimiento clínico y el diseño de su estrategia terapéutica .

Ir arriba