Saltar al contenido
ABC21 – Fundació Catalana Síndrome de Down

Desnutrición

El término desnutrición se aplica a una situación en la que el organismo no obtiene los nutrientes suficientes debido a una alimentación deficiente o a trastornos digestivos u orgánicos, que dan lugar a deficiencias nutricionales. La desnutrición viene provocada por el insuficiente aporte de energía y proteínas.

Según la UNICEF, la desnutrición es la principal causa de muerte de lactantes y niños de países en desarrollo. Su prevención es una prioridad para la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Características generales

La desnutrición se clasifica clínicamente según las siguientes formas.

a) Marasmo. Es el déficit de proteínas y energía. Habitualmente se manifiesta en menores de 18 meses de edad, por una apariencia muy delgada y pérdida de peso, debilidad muscular, piel arrugada y caída del cabello.

b) Kwashiorkor Es el déficit de proteínas, pero con un correcto aporte energético. Habitualmente se presenta entre los 2 y 4 años de edad, dando lugar a delgadez extrema pero con edemas y distensión abdominal, descamación y despigmentación de la piel, y apatía.

c) Mixta. Integra las dos formas anteriores : desnutrición proteico-energética.

d) Estados carenciales. Se producen por la deficiencia aislada de un nutriente, principalmente vitaminas u oligoelementos. Se relacionan principal y directamente con alguna de las formas anteriores de desnutrición.

Síndrome de Down

Los casos de desnutrición en niños con síndrome de Down   suelen presentarse en el primer año de vida debido la negativa a comer por parte del bebé o a dificultades en la ingestión de alimentos que retrasan el paso progresivo en la dieta a comidas con más textura, inhibiendo el aporte nutritivo.

En la edad adulta, la desnutrición será causada por alteraciones fisiopatológicas que provocan disminución de la ingesta oral o enfermedades que cursan con dificultades para tragar alimentos, sólidos o líquidos (disfagia).

Signos de alerta

Los signos y síntomas varían de acuerdo con cada trastorno específico relacionado con la desnutrición. Sin embargo, entre los síntomas generales para una posible atención médica destacan fatiga, mareo, pérdida de peso, infecciones frecuentes, afectaciones de la musculatura con pérdida de masa muscular, alteraciones de la piel, pelo, uñas (manchas, descamación, pérdida de elasticidad de la piel, caída del cabello)

Orientaciones preventivo-terapéuticas

La prevención de carencias nutricionales y estados de desnutrición se basa en realizar una dieta equilibrada y variada, potenciando aquellos alimentos de mejor calidad nutritiva y evitando alimentos de bajo contenido nutricional como “snacks”, bollería industrial, grasas saturadas o alimentos precocinados.

Generalmente, el tratamiento consiste en la reposición de los nutrientes que faltan, tratando los síntomas en la medida necesaria y cualquier problema de salud de fondo. La nutrición se efectuará por profesionales de la salud (médicos y pediatras y dietistas-nutricionistas).

El pronóstico depende de la causa de la desnutrición. La mayoría de las deficiencias nutricionales se pueden corregir; sin embargo, si la causa es un trastorno de salud, hay que tratarlo con el fin de contrarrestar la deficiencia nutricional.

Ir arriba