Saltar al contenido
ABC21 – Fundació Catalana Síndrome de Down

Bruxismo

El bruxismo es el hábito de rechinar los dientes provocando un desgaste anómalo de los tejidos duros de los mismos. (fig. 2.4). Es un acto inconsciente que puede afectar por igual a niños y adultos, durante el día o por la noche durante el sueño. Existen factores de predisposición a nivel local como malposiciones dentarias o de índole general como ansiedad, estrés, trastornos  psicológicos,etc.

Características generales

El bruxismo se manifiesta por el rechinar audible de los dientes tanto diurno como nocturno. También puede ser una compresión silenciosa de los dientes. La duración, frecuencia e intensidad de los crujidos dentarios determinan, junto con el factor individual de resistencia, el grado de desgaste dental. Los dientes de leche, al ser menos resistentes se desgastan más.

Síndrome de Down

Hay un porcentaje muy elevado de niños con síndrome de Down que presentan bruxismo intenso. Comienza precozmente durante la infancia y va decreciendo con los años. Predomina el bruxismo diurno y muy sonoro.

Signos de alerta

El desgaste que comporta el bruxismo en los dientes, sobre todo en los de leche, no es doloroso pero puede llegar a afectar el nervio del diente y provocar un foco infeccioso en el hueso. Conviene acudir al profesional ante un bruxismo intenso para valorar el alcance del desgaste y la necesidad de tratamiento.

Orientaciones preventivo-terapéuticas

Al ser un acto reflejo inconsciente, es muy difícil erradicarlo. Normalmente disminuye con la edad. Se ha de evitar la ingesta de sustancias excitantes. La utilización de férulas protectoras removibles no es muy factible en estos niños, pues al ser un problema predominantemente diurno deben usarlas durante el día y ello interfiere con el habla y les molesta. En fases agudas pueden ser útiles los ansiolíticos y relajantes musculares.

La mejor opción es irles concienciando de lo malo que representa el que haga ruido con los dientes diciéndoles que les van a doler  y poco a poco que ellos mismos  lo interrumpan conscientemente.

Ir arriba