Saltar al contenido
ABC21 – Fundació Catalana Síndrome de Down

Artropatía

Se le da el nombre de artropatía a cualquier afección que pueda alterar una articulación en su globalidad o en alguno de sus componentes.

Características generales

Se entiende por articulación a uno de los elementos esenciales del esqueleto humano mediante el cual uniendo los extremos óseos se consigue la realización de funciones tan primordiales como el movimiento.

Sin embargo, no todas las articulaciones son de gran movilidad y funcionalmente importantes (diartrosis), sino que con diferente morfología existen otras de menos movilidad: son las sinartrosis y anfiartrosis.

La artropatía puede deberse a una lesión global de la articulación o a uno de los elementos que la constituyen que son: los extremos óseos, revestidos de cartílago articular, la cápsula, la sinovial, la cavidad articular con su líquido sinovial y los ligamentos.

Por lo tanto, sus causas son muchas y las artropatías podrán clasificarse dependiendo de su origen y localización. Así, existen las artropatías inflamatorias (reumatismos), infecciosas (tuberculosis, fiebres de Malta), crónicas evolutivas (artrosis), neurológicas, metabólicas (gota), tumorales y quizás las más frecuentes las secundarias a trastornos mecánicos, es decir postraumáticas y por alteraciones morfológicas de la articulación. Entre estas últimas pueden incluirse las secundarias a los microtraumatismos del síndrome de hiperlaxitud articular, o lo que para los anglosajones se entiende como “hipermovilidad articular” (ver Laxitud ligamentosa).

Síndrome de Down

En el SD las artropatías son debidas en su mayor parte a los trastornos producidos por las inestabilidades articulares secundarias a una hipermovilidad de las articulaciones, que tiene su origen en la laxitud articular, en la hipotonía muscular y a unas membranas que envuelven a los músculos (fascias) débiles y frágiles.

Estas artropatías pueden darse a nivel de la columna cervical (ver Columna vertebral); en la articulación entre coxis y fémur, en forma de episodios de luxación; a nivel de la rótula, en forma también de luxaciones y subluxaciones y en los pies provocando pies planos. A la larga estas inestabilidades pueden ser origen de inflamaciones y artrosis en las articulaciones citadas.

Dentro de las artritis inflamatorias y de origen metabólico, está la artritis debida a la gota, por alteración del metabolismo de las purinas, produciendo ácido úrico que cristaliza en las articulaciones y que se manifiesta casi siempre en forma de crisis de inflamación a nivel de los dedos del pie (podagra).

Signos de alerta

Pueden sintetizarse en cambios de la capacidad de la movilidad articular de forma brusca o disminución progresiva de la misma, la deformación repentina de la articulación, dificultad para el uso de una extremidad por impotencia funcional y dolor o hinchazón o enrojecimiento alrededor de la articulación

Orientaciones preventivo-terapéuticas

Los controles periódicos del pediatra, reumatólogo y cirujano ortopédico permitirán conseguir un diagnóstico correcto y establecer las medidas fisioterapéuticas oportunas y una medicación para el dolor y la inflamación, si es preciso. En algunos casos deberán indicarse procedimientos ortopédicos o quirúrgicos.

Ir arriba